VIVIR CELICIOSAMENTE

Bump green

En esta ocasión os cuento mi experiencia en Bump Green, que nos acerca al nuevos concepto ” Food with Spirt” en el  corazón del barrio Salamanca.

“Un lugar donde disfrutar del movimiento interior emocional, donde conocer el slow food, degustar la cocina cercana, el cultivo reconocido, las prácticas respetuosas. La memoria de los alimentos que traen recuerdos de otros tiempos, elaborados por manos artesanas y reinventados por cocineros que han sabido ver en ellos la singularidad de la tradición, proximidad y el compromiso. Un lugar decorado con encanto para crear una metáfora, donde probar la cocina con alma: saludable, sostenible y muy muy sabrosa.”

Así se definen ellos, y la verdad que no se equivocan. Desde que entras en el local, te invade una sensación de bienestar y confort, que hace muy agradable la estancia.

Pero vamos por partes, primero me cercioré que tuvieran opciones sin gluten, y así fue. En su carta vienen muy explicados todos los alérgenos y una vez allí, los camareros te asesoran y te ayudan en la elección de los platos, pues algunos de ellos pueden ser adaptados.

Como quería conocer bien el estilo “slow food” empezamos pidiendo unas bebidas revitalizantes, Green mint (hojas verdes, naranja, hinojo, romero, piña y menta) y Root beet it (remolacha, piña, zanahoria, manzana Granny Smith y lima)con un intenso sabor a remolacha. Ambos deliciosos y refrescantes.

Pedimos 3 platos para compartir (eramos 2 comensales) todos ellos sin gluten.

Como entrarte pedimos la ensalada Ancestral, fusili de trigo sarraceno con gran poder energizante, con aderezo de umeboshi, aguacate y salmón. Un ensalada tibia en la que ligan muy bien todos los ingredientes, haciendo que el plato sea ligero y agradable. Muy recomendable.

Para continuar, nos decantamos por  los noodles de boniato al cremoso de coco y champiñon portobello acompañado de bimi, sésamo, cebollitas en vinagre, nueces y alcaparras. Un plato singular, pues nunca había tomando bonito en crudo, pero la verdad que muy sorprensente y sabrosos.

Y de plato fuerte, no pudimos resistirnos a probar la “Auténtica” burger BumpGreen, preparada con su ternera Cachena, queso Comté Cantagrullas, puré de ajo, tomate pasificado, mayonesa japonesa y cebolla crujiente. Con pan sin gluten y la mayonesa y la cebolla a parte por poder contener trazas. La carne tenía un sabor super intenso y exquisito.

Para terminar con este sano y saludable deleite gastronómico probamos el brownie de algarroba, con leche de coco, dátiles, avellanas y mermelada de naranja amarga. Uno de los mejores postre crudiveganos que he probado jamás. Un textura agradable con una mezcla de sabores intensos. Espectacular.

Lo cierto es que disfrutamos mucho y volveremos para probar alguno platos que se nos quedaron en el tintero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *