VIVIR CELICIOSAMENTE

Mesón Txistu

Este pasado fin de semana tuve la suerte de cenar en el Mesón Txistu, un local diseñado a modo de caserío con tradicional gastronomía vasca en Madrid.

Después de esta presentación, ¿qué puedes esperar? Platos deliciosos y de primera calidad.

Tras acompañarnos a la mesa, le comuniqué al maitre que era celíaca, el cual no puso ninguna pega, al contrario, me dijo qué podía comer.

El comienzo no pudo ser mejor, pan sin gluten y recién horneado, y los aperitivos, unas Gildas (piparras con anchoas y aceitunas) y txistorras, todo ello apto para celíacos, que estaban de muerte. Y que mejor que poder comer sin miedos ya que te dan mucha confianza para ello.

Para compartir, pedimos el jamón Ibérico, la ensalada de aguacate, tomate y anchoas y el revuelto de bacalao. No podría decir nada malo de ninguno de ellos, el jamón bien cortado y sabroso, la ensalada fresquita y deliciosa y el revuelto exquisito.

De planto principal, elegí el jugoso chuletón Txistu, que tú mismo te preparas en la mesa sobre un plato de barro caliente, según el punto de cocción que más te guste, acompañado de una patatas panaderas.. Todo un lujo, carne de primera calidad, que prácticamente se deshacía en el paladar.

Como buen mesón vasco sirvieron un sorbete de limón y champán sin gluten, refrescante y delicioso, que dio paso a los postres.

Para terminar este deleite para los sentidos, la hora de los postres. Me decanté por el arroz con leche. Fue difícil la elección, pues por suerte varios de los postres eran sin gluten (tocino de cielo, flan …) pero preferí el clásico.

Y estos manjares fueron maridados con el tinto de la casa, un Ribera del Duero que casaba a la perfección con la carne.

Una visita muy recomendable para celíacos y no celíacos que no hay que perderse. Es otro imprescindible de la ruta gastronómica Madrileña.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *